12 de noviembre de 2006

Raúl el mostro

No hubo caso, Raúl renunció y decidió desde ese momento ser amigo de todos los niños y niñas. Ya se imaginaba jugando y divirtiéndose con ellos, todos muy felices. Y tan contento se puso que ahí no más se fue a un colegio que estaba cerca.

Al parecer las cosas iban a ser más difíciles de lo que parecían. Después de mucho pensarlo, a Raúl se le ocurrió una idea: Iba a disfrazarse de niño. Para eso se corto un poco el pelo, se peinó con gomina y limó sus terribles garras. Se puso un guardapolvo, pantalones y también zapatillas.

3 comentarios:

diana dijo...

Inaguro comentarios! Al fin blogger me permite ver a raúl y los niños asustados.

Estás armando un lindo bicherío, eh, una galería completa.

Sonia dijo...

Yo inauguro el club de fans de Raúl!!!

michell ilustraciones dijo...

Que grande el mostro Raul!!!